Burbujas bursátiles





Si quieres participar publicando en esta web los artículos sobre cualquier tema que se te ocurra y tus links, envíanos un email a esta dirección y me pondré en contacto:

info@currenthink.com



Es el ciclo, estúpido.

Los sucesos económicos que se dan en cierta sociedad suelen ser cíclicos, por lo que los bursátiles, como economía pura que es también se cumplen. Entonces, cualquier mente medianamente pensante podría espetar, ¿Cómo es que no se hacen estudios de predicción del ciclo y se evita? La respuesta es sencilla ya que se responde con la misma existencia de los ciclos: los ciclos económicos y/o bursátiles son inherentes al sistema económico. Solo la ausencia del sistema económico puede alcanzar la ausencia de ciclos. Otra mente en su plena lucidez podría interrogar que cualquiera podría aprovechar estos ciclos para hacerse rico, y estaría en lo cierto. El problema es que no todo el mundo puede hacerse rico al mismo tiempo porque la economía es un juego win-lose, es decir para que uno gane el otro tiene que perder.

Los profesionales de la política intentan atribuir los logros económicos a sus políticas y las medidas fallidas a otros factores extraeconómicos. Esto podría ser verdad en parte. Eso si, el sector elegido por la inversión pública sí que pueodría incrementar el número de empresas empleando mas trabajadores. En España en los momentos álgidos de la burbuja inmobiliaria de la segunda mitad de los noventa y comienzos de los 2000, se invirtió en abundancia en “ladrillo” en vez de en I+d, lo cual redundó en un callejón sin salida cuando el ciclo económico llego al TOP y comenzó a desinflarse ruidosa y estrepitosamente la burbuja. El ciclo económico llegaba a su fin y eso era posiblemente inevitable, lo que no lo era el caer atado a un bloque de cemento en lugar de a un paracaídas. Los gobiernos españoles de turno eligieron la opción del bloque de cemento.

Los ciclos económicos son por tanto ineludibles por la mera naturaleza de la economía, la cual está atada a la naturaleza humana, a su psicología, su ethos o sus características, que se muestran recurrentes inter e intraculturalmente. Ni si quiera en economías altamente planificadas como las comunistas se pudo evitar el hecho de que hubiera en ciertas épocas un auge del mercado negro y otras en las que el precio de los productos bajaran, lo que demuestra la existencia de ciclos incluso cuando no hay capital y los precios están sujetos a decisiones planificadas.

Si la mayoría de la gente entendiera o al menos creyera en estos ciclos, los políticos serian el hazmereir cuando se atribuyen los logros fruto de la fase del ciclo vivida. No es que sea inevitable lo que sucede a nuestro alrededor, que la gente pase hambre, que deshaucien a viejecitos o que los establecimientos de nuestro barrio tengan que echar el cierre porque nadie compra nada, sino que, dentro del ciclo económico existen ciertas oportunidades que se pueden aprovechar mediante políticas en una u otra dirección y, sobre todo, beneficiando a uno u otro colectivo.



En lo más bajo del ciclo, bottom en inglés, el credito es casi inexistente, el consumo de las familias se seca y hay poco dinero en circulación. En esta época los gobiernos con sus políticas deberían proteger a los menos poderosos, adquisitivamente hablando, ya que ellos corren mayor riesgo de exclusión social. De otra manera la brecha entre ricos y pobres aumenta. No es que el que está escribiendo estas líneas sea un antisistema o revolucionario, simplemente estoy estableciendo un hecho históricamente comprobado: cuando la brecha entre grupos sociales (clases sociales si se quiere) aumenta, existe un riesgo mayor de revolución, es decir de un cambio abrupto o incluso violento de sistema.

Esta idea de ciclos económicos es extremadamente importante, tanto si se quiere invertir en bolsa intradía como a largo plazo. Esto es porque la fase del ciclo en la que estamos nos provee de un contexto para elegir las compañías, dependiendo del sector, el tipo de instrumento financiero y lo que podemos esperar en cuanto a rendimientos. Por ejemplo en un ciclo bajista se será mas proclive a elegir instrumentos inversos como los ETF’s, o CFD’s, o bien compañías en sectores defensivos como puede ser el farmacéutico. Tambien materias primas como el oro suelen ser alcistas en estas fases bajistas del ciclo. En estos análisis me centrare mas pormenorizadamente en los próximos capítulos. La idea central ahora mismo es que la detección de ciclos y sus fases son importantes para saber en que contexto nos movemos.